Tarifas Transporte marítimo: sube, sube, ¿baja?

Las interrupciones de la cadena de suministro global, la congestión portuaria, la escasez de capacidad, el aumento de las tarifas de flete marítimo y una pandemia en curso han estado presentes durante todo 2021. Y ahora 2022 no pareciera traer muchos cambios donde los expertos estiman que la presión sobre las cadenas de suministro globales continuará, y no se espera la luz al final del túnel hasta la segunda mitad del año como muy pronto.


China y su efectos en la logística mundial:

Toda la industria tiene la mirada fija en China y aumentan los temores de que los recientes brotes de Omicron provoquen más cierres de puertos. Como informó la emisora estatal CCTV en enero, el puerto de Tianjin se cerró después del brote local de Omicron, menos de un mes antes del inicio de los Juegos Olímpicos de invierno en la cercana Beijing. Las autoridades chinas cerraron temporalmente los puertos de Yantian y Ningbo el año pasado. Estas restricciones provocaron demoras para los camioneros que transportaban contenedores cargados y vacíos entre las fábricas y el puerto, y las interrupciones en la producción y el transporte provocaron demoras en la exportación y devolución de contenedores vacíos a las fábricas en el extranjero.


La inflación, petróleo & combustible

Algunos expertos están pronosticando que los precios del petróleo podrían subir a $150 por barril en 2022 bajo un escenario de reapertura económica total. Otros como el, Deutsche Bank prevé que los precios promediarán $ 60 por barril.


Una dicotomía que refleja mucha incertidumbre sobre la demanda mundial de petróleo, que es una función de la actividad económica, y la oferta, que está cada vez más sujeta a fuerzas ajenas al mercado.


Esta amplia gama de pronósticos de precios [del petróleo] refleja circunstancias sin precedentes provocadas no solo por el virus COVID-19 y sus muchas y crecientes variantes, sino también por las diversas respuestas gubernamentales, culturales y personales. Estas respuestas han tenido un impacto profundo tanto en la economía mundial.


La inflación ciertamente se ha extendido a los precios del petróleo y el combustible, y parece poco probable que disminuya incluso si la economía permanece parcialmente abierta.


Transporte marítimo: sube, sube, ¿baja?

Los desafíos de asegurar la capacidad oceánica en medio de los atascos actuales y las perspectivas de costos de flete marítimo enormemente inflados en 2022 es el escenario actual que están viviendo todos los importadores y exportadores del mundo.


Las tarifas de flete no se normalizarán hasta que las interrupciones sistémicas del mercado en el transporte de contenedores, causadas por la pandemia, se reduzcan significativamente.


Los analistas sostienen que se necesitarán inversiones en infraestructura y flotas por parte de los sectores público y privado, mejoras en la productividad y posiblemente programas para atraer a más camioneros al sector, con salarios más altos, para reducir la acumulación de envíos y luego resolver la cadena de suministro de contenedores


Toda la información que hemos recopilado nos hace pensar que 2022 será otro año de escasez en la cadena de suministro de contenedores y tarifas marítimas muy elevadas.


Transporte aéreo: Presión ascendente

Los analistas de la industria también observan que a medida que la temporada alta del transporte marítimo se enfría, la temporada alta del aire se calienta.


Este año, las tarifas aéreas están sintiendo una presión alcista aún mayor de lo habitual debido a la capacidad reducida de los aviones de pasajeros, que podría empeorar por los temores de Omicron, y la congestión debido a la escasez de mano de obra entre las tripulaciones de tierra abrumadas. Las estrictas restricciones de cuarentena en lugares como Hong Kong también complican las operaciones de muchos proveedores de carga aérea.


El mercado de carga aérea sigue siendo muy exigente y cambia constantemente debido al panorama regulatorio de la pandemia, los brotes de nuevas variantes y las crecientes necesidades de distribución de vacunas. Eso significa tasas más altas en todos los ámbitos. Hacer coincidir la capacidad con la necesidad será la principal preocupación para los transportistas en 2022, casi independientemente del precio.


La continua tormenta perfecta de alta demanda, capacidad máxima, congestión portuaria, cambios en los hábitos de los consumidores y la interrupción general de la cadena de suministro está alimentando una explosión de tarifas que, francamente, nunca hemos visto como nunca.


Mucho trabajo por hacer

Está claro que la pandemia ha expuesto la vulnerabilidad de las cadenas de suministro globales, un problema que la industria de logística seguirá enfrentando este año. Se requiere un alto grado de flexibilidad y una estrecha cooperación entre todas las partes de la cadena de suministro para estar bien preparados para responder a la crisis y, con suerte, a una era posterior a la COVID.


Queda mucho trabajo por hacer para el sector de la logística, que sin duda ha demostrado su capacidad para proporcionar soluciones flexibles y creativas. En Compañía de Transporte Marítimo S.A. estamos orgullosos de decir que hemos mantenido soluciones para todos nuestros clientes, para todo tipo de transporte. Asesorando, consiguiendo espacios, solucionando problemas y trabajando codo a codo para que sus operaciones se vean lo menos afectadas posibles con esta "nueva normalidad".


Si te gustaría saber más sobre como te podemos apoyar con tus importaciones, exportaciones, transporte aéreos y/o terrestres te invitamos a contactarnos aquí.







59 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo