Tarifas del transporte marítimo siguen incrementando.

Varios desafíos globales sin precedentes han ejercido una presión significativa sobre la industria del transporte marítimo. Los puertos están lidiando con cadenas de suministro que se están recuperando después del devastador impacto de la pandemia global COVID-19. Por ejemplo, hay una falta de personal capacitado para manejar las cadenas de suministro y el gran volumen de mercancías que se mueven está ejerciendo presión sobre prácticamente todos los puertos internacionales.



Congestión en los puertos

Principalmente la congestión ha sido causada por la pandemia actual que ha interrumpido los patrones de demanda. Primero, hubo una fuerte caída en la demanda y luego se recuperó más allá de las expectativas a medida que la demanda se desplazó hacia el comercio electrónico. También se exigió a las compañías navieras que transportaran equipos médicos y de protección.


Sin embargo, existen otras causas subyacentes complejas de congestión. Por ejemplo, ha habido un aumento en el tamaño (y número) de embarcaciones que normalmente anclan en la mayoría de los puertos y el volumen de mercancías que pasan por esos puertos.


Por lo tanto, los tipos de barcos que estamos viendo en los puertos no solo son más grandes que antes; pero también llevando mucha más carga. Esto crea una carga de trabajo significativa para quienes están involucrados en los procedimientos de verificación y procesamiento.


Las crisis mundiales de los últimos tiempos han creado una escasez crítica de personal. Aunque ha habido alguna mejora en las últimas semanas, el panorama general es una industria que carece de personal calificado y experimentado. Algunos han sido arrastrados por la pandemia, mientras que otros temen regresar después de haber sido suspendidos. En ese sentido, el aumento de la congestión no sorprende.


Impactos de la congestión


La congestión tiene impactos y consecuencias. Una se relaciona con la mayor complejidad de operar en la industria del transporte marítimo. Tras retrasos, surgen procesos y documentos adicionales. A veces, el proceso debe reiniciarse porque ha habido un retraso significativo en completar el primer proceso. Incurriendo en recursos adicionales para lidiar con el papeleo innecesario y, a menudo, redundante.


Todo eso conlleva un aumento de los costos financieros, siendo ejemplos notables el aumento de las demoras y las detenciones. Los períodos libres definidos contractualmente se pierden de forma rutinaria. La estadía interna y la detención externa significan que los costos de hacer negocios están aumentando.




Posibles problemas con el puerto


A menos que se aborde la congestión, los posibles problemas portuarios se convertirán en una realidad. El envío será cada vez más difícil por lo que queremos apoyar a todos nuestros clientes con la agilidad y conocimiento que nos caracteriza. Los invitamos a adelantar sus cargas y reservar con por lo menos 3 semanas de anticipación.


Cotiza con uno de nuestros expertos comerciales aquí.







Descarga nuestro Brochure aquí.











66 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo